La contabilidad gubernamental es un instrumento clave, permanente y recurrente en la toma de decisiones al sustentarse en reportes compatibles y congruentes, adaptados en su base técnica y en las mejores prácticas nacionales e internacionales de la administración financiera, se facilita el registro y la fiscalización de los activos, pasivos, ingresos y gasto con el fin de medir la eficiencia , economía y eficacia del gasto e ingresos públicos, la administración de la deuda pública, así como las obligaciones contingentes y el patrimonio del Estado.

En el marco internacional, la contabilidad gubernamental está en constante desarrollo por lo que se vuelve dinámica, motivo por el cual en la Ley General de Contabilidad Gubernamental, considera al Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC) como órgano técnico con facultad para emitir normatividad de la materia, auxiliado por el Comité Consultivo quien analiza y opina sobre los proyectos de normatividad que en el CONAC se deliberan para su pronunciamiento respectivo.

El artículo 1 de la Ley general de Contabilidad Gubernamental establece en su segundo párrafo “La presente ley es de observancia obligatoria para los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Federación, los estados y el Distrito federal; los ayuntamientos de los municipios; los órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales del Distrito Federal; las entidades de la administración pública paraestatal, ya sean federales, estatales o municipales y los órganos autónomos federales y estatales”; en su tercer párrafo establece “Los gobiernos estatales deberán coordinarse con los municipales para que estos armonicen su contabilidad con base en las disposiciones de esta Ley…”. En el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2011 en su artículo transitorio décimo séptimo establece “Las entidades federativas deberán establecer Consejos Estatales de Armonización Contable, en los que se incluyan a los municipios, órganos de fiscalización estatales y colegios de contadores, con el propósito de que coadyuven en el proceso de implementación de los acuerdos aprobados en el Consejo Nacional de Armonización Contable”.

Por lo anterior y en cumplimiento de dicha ley el día catorce de junio del año dos mil once se instalo el Consejo Estatal de Armonización Contable en el Estado de Morelos.